El impuesto de sucesiones

Tu asesoría jurídica en Don Benito te asesora y te acompaña durante todo el proceso para ayudarte a tramitar el impuesto de sucesiones. El impuesto de sucesiones es un tributo directo que deben pagar todas aquellas personas que vayan a recibir una herencia.

La tasa de sucesiones es un impuesto de carácter progresivo. Cuanto mayor sea el importe de los bienes heredados mayor será la cantidad a pagar a la administración pública. Los posibles herederos tendrán que abonar la cantidad correspondiente de manera individual.

Hay que tener en cuenta también que la cuantía del impuesto de sucesiones varía según la comunidad autónoma en la que se realicen los trámites. En el caso de que una persona falleciese y no tuviese herederos su herencia pasaría de forma automática al Estado.

Documentación necesaria

Con independencia de la comunidad autónoma en la que resida el fallecido se establece un periodo de 6 meses para abonar las cantidades requeridas por el impuesto de sucesiones. En el caso de tener dificultades para reunir la documentación necesaria se puede solicitar una prórroga.

Esta prórroga se debe solicitar en un plazo máximo de 5 meses desde la fecha de fallecimiento. Su solicitud conlleva el pago de un importe en concepto de intereses. La documentación a presentar para tramitar el impuesto de sucesiones es la siguiente:
  • Certificado de defunción.
  • DNI o tarjeta de residente.
  • Declaración de herederos o documento donde se reflejen los bienes del difunto.
  • Certificado de últimas voluntades en el caso de ausencia de testamento.
  • Certificado de saldo en cuentas a día del fallecimiento.