Diferencias entre calumnia e injuria

Tanto la calumnia como la injuria están considerados como “delitos de honor”, siendo una de las razones más habituales por las cuales se solicitan los servicios de una asesoría jurídica en Don Benito. A pesar de que ambos delitos tienen cosas en común, a través de este artículo explicaremos las diferencias que existen entre calumnia e injuria.

¿En qué se diferencia la calumnia de la injuria?

Hablaremos de injuria cuando se imputa a una persona de acciones falsas que atentan contra su honor y dignidad. Un ejemplo sencillo de injuria sería afirmar que una persona se ha acostado con una o varias personas, algo que podría a su honorabilidad. Por otra parte, el Código Penal recoge dos tipos de injurias; el normal y el agravado, que consiste en dar publicidad a las injurias, como por ejemplo publicarlas en redes sociales.

Una calumnia, por su parte, es atribuir a una persona la comisión de un delito que no ha cometido y cuyo principal objetivo es, al igual que sucede con la injuria, dañar la imagen y honor de la víctima. Un ejemplo sencillo de calumnia sería acusar a una persona de robar en un establecimiento siendo una acusación totalmente falsa. Como sucede con las injurias, en el Código Penal aparece la calumnia “normal” y la “agravada”, que se da en aquellos casos donde se publica el hecho para hacer más daño a la víctima.

A día de hoy existen profesionales especializados en este sector dentro de la abogacía, siendo una alternativa muy recomendable para aquellas personas que se encuentren en esta situación.